[+pagetitle]]

Noticias

Presentación libro "MAScolecciones2021. Catálogo sistemático"

Viernes 24 de noviembre de 2023

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Día Internacional de los Museos 2023

Jueves, 18 de mayo

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Presentación libro "MAScolecciones2021. estudios y Reflexiones"

Viernes 19 de mayo a las 19.00h

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Fernanado Zamanillo, socio de honor de "amigosMAS"

La Asociación amigosMAS ha decidido nombrar como primer Socio de Honor a Fernando Zamanillo. Será el próximo viernes 25 de noviembre…

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Proyecto Museológico y Museográfico

Documento de trabajo del MAS que desde mediados de los noventa del siglo XX se desarrolla y actualiza de acuerdo a los nuevos contextos.

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

El MAS restaura toda su colección de estampas de Goya

Las 97 estampas propiedad del MAS, pertenecientes a 4 series diferentes, han sido restauradas en los últimos meses.

Ver detalles


Volver Ver todas las noticias

El MAS, contra la violencia de género

Este 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, el MAS se suma a esta conmemoración invitando desde hoy mismo a todos los ciudadanos a visitar la 3ª planta del museo, dedicada íntegramente a la Condición Femenina, como claro signo de respeto y homenaje a la mujer. Integrada en la expocolección Travesía, la presencia Femenina es una constante en la vida del MAS. Y es que esta expocolección se fundamenta en el compromiso, la reflexión, el debate, el diálogo, la transversalidad, la intemporalidad, la descentralización…. Travesía es un relato pleno de reivindicaciones femeninas, y a su vez plataforma de homenaje a Marcel Duchamp.

 

Catarina Campino (Lisboa, 1972), Naia del Castillo (Bilbao, 1975), Bjargey Olafsdóttir (Reykjavík, 1972) o Beth Moysés (Sao Paulo, 1960) son cuatro de artistas representadas en la colección permanente del MAS que han trabajado, con sutileza, unas, o realismo, otras, la lucha contra la violencia de género. Cuatro mujeres que hacen de su obra un canto a la igualdad, y que transmiten a través del arte, su compromiso con la condición femenina.

 

Catarina Campino (Lisboa, 1972)

Artista portuguesa vinculada al MAS desde su  participación en El Puente de la Visión 2006, actualmente, dos de sus obras se pueden ver en la expocolección Travesía dentro de la Condición Femenina (Planta 3).

 

Sus obras, vitales y con una fuerza expresiva desbordante, abondan, en muchas ocasiones de forma irónica, la realidad cotidiana, no dejando de estudiar las actitudes y comportamientos sociales. Ella se adentra sin pudor en la violencia doméstica,  y lo hace a través de diferentes soportes  y puntos de vista.

 

Con sutileza e ironía nos lleva a la obra  Esposas de Matrimonio (2005), donde establece un juego de palabras e imágenes, haciendo clara alusión a la dependencia y represión de la mujer respecto a la figura masculina, a través de la palabra utilizada con su doble significado, aceptaciones que nos recuerdan la prisión de la condición femenina.  En realidad, se trata de dos alianzas de oro convertidas en un elemento privativo de libertad, puestas en un pequeño altar, epitafio de muerte.

 

También en la planta 3 del MAS, puede verse la obra Our Love (2006), que fue producida por la artista en Santander, y  que por medio de una fría losa de mármol,  con la inscripción Our Love, sobre la que reposa una rosa seca, recoge una peculiar violencia poética.  Campino  vuelve a recurrir a los juegos de palabras, confrontando el concepto del amor y de la muerte a través de una tumba en el centro de la sala. También recurre al juego visual, puesto que las dos oes, los dos grandes círculos del epitafio, se funden imitando las alianzas que la llevarán a la tumba.

 

Otra obra suya, propiedad del MAS en la que aborda este tema es Violet-Violence (Make Up Before You Go)(2002). Con absoluta dureza y naturalidad muestra ante una cámara fija y delante de un supuesto espejo, el ritual del maquillaje de una mujer bruscamente interrumpido por el ataque de un hombre.

 

Naia del Castillo (Bilbao, 1975)

A través de Espacio doméstico-labores (2001), con una obra escultórica y fotográfica perteneciente a la serie Atrapados nos descubre cómo el acto de vestirse y desvestirse es una acción consciente de presentación a la sociedad. Para Naia, “los vestidos son ese nexo de unión entre el exterior y el interior, esa zona fronteriza, donde se encuentra lo que es objetivo y lo que es subjetivo”. Confecciona estos objetos, subjetivados, que se relacionan porque la conciencia colectiva les condiciona un significado que puede variar dependiendo del individuo. Además, ejerce una crítica severa sobre los roles que la mujer ocupa en al ámbito doméstico. El bastidor con el que se borda actúa de cuello torturador y el vestido se torna una camisa de fuerza.

 

Bjargey Olafsdóttir (Reykjavík, 1972)

Lost my head (2005) es una obra videográfica de excelente producción protagonizada por la perversión y la manipulación. Ella le dice que quiere divorciarse; él utiliza el victimismo para destrozarle la vida y para volver a atraparla en su cárcel… Cuando la protagonista del vídeo consigue aquello que en justicia le pertenece, la narración videográfica culmina con un final atroz. Su obra es narrativa por naturaleza y traduce la ironía de la vida real en imágenes que enfrentan lo bello con lo violento.

 

Beth Moysés (Sao Paulo, 1960)

En la creación videográfica Reconstruyendo Sueños (2005) se nos ofrece otro concepto de lucha contra la violencia de género. En este caso, una larga procesión de novias recorren desamparadas las calles de la ciudad. Esta manifestación integra en un todo a mujeres artistas, mujeres maltratadas, grupos feministas y asociaciones de mujeres. El traje de novia actúa como metáfora de la felicidad, atrapada en el tejido de los sueños del matrimonio que se torna cruel cuando padece malos tratos. El recorrido finaliza con la reunión de todas ellas en una plaza, cosiendo en sus guantes líneas de hilo negro, imitando las líneas de la vida que se marcan en nuestras manos, haciendo clara alusión al título de la performance.