Exposición

José G. Solana

Solana ¿simbolista?

27.05.2016 - 23.10.2016

Espacio Génesis


Exposición

Días de Vinilo

Una historia del diseño gráfico musical (1940 – 2016)

10.06.2016 - 23.10.2016

Plantas 0 y 1


Exposición

AMAYA GONZÁLEZ REYES

no hay nada tan importante

14.07.2016 - 23.10.2016

EspacioMeBAS


[+pagetitle]]

Noticias

Prórroga de exposiciones temporales

"Días de vinilo" y "Solana ¿simbolista?" hasta el 23 de octubre.

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Agenda septiembre 2016

Programación completa de actividades

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Donación de obra de Solana al MAS

Se trata de un óleo del artista José Gutiérrez Solana (Madrid, 1886-1945) titulado Bodegón con marina, de 92 x 128 cm, llevado a cabo…

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

amigosMAS - Asamblea General Constitutiva

El jueves 7 de julio tendrá lugar la Asamblea Constitutiva de la asociación amigosMAS, con entrada libre y abierta a todas las personas…

Ver detalles


julio

24

Inauguración: 24/07/2015

Clausura: 31/01/2016

Ubicación: EspacioMeBAS

Rosalía Banet. Fábrica de conservas agridulces "Las Golosas"

Descripción

El MAS | Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria inaugura el viernes en el EspacioMeBAS, a las 20.00 horas, la exposición temporal Fábrica de conservas agridulces “Las Golosas”, magna y brillante instalación artística de la creadora madrileña Rosalía Banet (Madrid, 1972) y que ha donado en propiedad al MAS. La artista, que explora en sus obras un territorio de cuento que nos seduce para luego perturbarnos, recala en el EspacioMeBAS con una instalación que forma parte de un vasto proyecto expositivo -esta serie se desarrolló a lo largo de cuatro años (de 2008 a 2012 aproximadamente)- muy narrativo e interdisciplinar que, bajo el nombre de “Las Siamesa Golosas”, cuenta la vida de Sara Li y Ana K, dos hermanas siamesas formadas por restos humanos.

 

De todas las piezas que componen este magno proyecto, la fábrica de conservas es la más relevante, así como una de las piezas más importantes de su trayectoria, tanto por el reto que supuso crear una pieza de estas dimensiones, como por tratarse de una obra que engloba gran número de piezas muy diversas (siamesas, órganos, botellas, latas, trajes de las trabajadoras, etc.). La idea es que los visitantes puedan entrar en la fábrica y ver todo el proceso de producción -la selección de cuerpos, la preparación de vísceras, el envasado y el etiquetado de los productos- de la comida caníbal que preparan las siamesas: pechitos de venus, cerebros de obsesos, ojos secos, fetos tiernos, corazones de amante, reducciones de vísceras, intestinos, ojos en su jugo, rabos en salsa, dedos crujientes, riñones rellenos, lenguas frescas, orejas fritas, narices cortadas, lágrimas de dolor, lágrimas de amor, lágrimas de rabia bloody Mary, Sangría, etc.

La obra tiene como eje central a las siamesas Sara Li y Ana K. En su todavía breve vida, las hermanas han creado una fábrica de conservas que lleva su apellido. Un pequeño negocio familiar donde cocinan, como anteriormente hicieran sus madres, platos realizados con sus propios sentimientos. La fábrica de las Golosas no prepara frutas o verduras, sino fragmentos humanos. Sin embargo, a pesar de su apariencia caníbal, las siamesas no desean comerse a nadie. Estos trozos humanos representan sus sentimientos: el dolor, el sufrimiento, la rabia, etc. Es, por tanto, un régimen de símbolos, una forma de poner sobre la mesa sus miedos para enfrentarse a ellos. Se puede decir que lo que en realidad cocinan las siamesas son sus propios sentimientos y así, por medio de la comida, llevan a cabo una especie de purga y trasmiten sus sentimientos a quienes los degustan y cubren las que para Freud eran las necesidades básicas del ser humano: el hambre y el amor.

 

La artista explica que la historia de Sara Li y Ana K es un trabajo “muy narrativo en el que, poco a poco, las siamesas han ido cobrando vida”. Desde su origen en la Carnicería Love, donde su creación -a modo de ensamblaje de fragmentos corporales a manos de cuatro mujeres- se plantea a modo de reflexión sobre la identidad como algo plural y mudable. De esta unión de partes surge un ser doble que, por esta condición, representan la identidad múltiple frente a una identidad única, pero también, puesto que se apartan de la normalidad, simbolizan lo monstruoso y lo excluido.

 

Esta gran instalación de unos 40 metros cuadrados fue producida en su día por el Centro de Arte Contemporáneo La Conservera de Murcia. La artista, con gran generosidad, ofreció al MAS la donación de la instalación incorporándose en propiedad a su colección tras exponer una muestra individual de la autora en su planta 0, dentro de la segunda época del proyecto de arte contemporáneo internacional El Puente de la Visión 2009.

Organización

Dirección, organización, gestión y edición: MAS

Comisarios: Salvador Carretero e Isabel Portilla

Artista(s)

Rosalía Banet (Madrid, 1972)

 

Licenciada en Bellas Artes 1996 por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Vigo en 1996, donde obtuvo el Doctorado Cum Laude de Bellas Artes en 2003 con su tesis sobre Arte y SIDA en España.

Su obra plástica se ha mostrado en importantes galerías, centros de arte y ferias de todo el mundo -incluyendo ARCO, Forosur, FEMACO, CIGE Beijing, Volta, Frieze, Art Chicago, Artisima, Art Miami, etc.- siendo su presencia es constante.

 

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

2013 Cartografías del dolor, Twin Gallery, Madrid. Edible Eaters, Palacete del Embarcadero, Santander.

2012 La trastienda de las Golosas, Las Cigarreras, Alicante.

2011 EatMoreDisappear, Espai Eat Art, Banyoles, Girona. Para comerte mejor, Hospital de Denia, Alicante .

2009 Fábrica de conservas agridulces Las Golosas, Centro de Arte Contemporáneo La Conservera, Murcia.

El puente de la visión: Rosalía Banet, Museo de Bellas Artes de Santander.

2008 Carnicería Love, Galería Espacio Mínimo, Madrid.

2005 War Time Meals. Sala Juana Francés. Zaragoza.

2004 Cómeme, cómeme. Galería Espacio Mínimo. Madrid.

2001 Wedding Day. Catherine Clark Gallery. San Francisco (USA).

Looking for love. Galería Espacio Mínimo. Madrid.

1999 Beefcakes. Galería Espacio Mínimo. Murcia.

Quiero ser santa. Galería Carmen de la Calle, Jerez de la Frontera.

Bon Appétit. La Fábrica, Centro de Arte Contemporáneo, Palencia.

1998 Rosalía Banet, Galería Marta Cervera, Madrid.

 

EXPOSICIONES COLECTIVAS

2015 Made in Spain. CAC,Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

Prólogo, galería LaGran, Valladolid.

1915-2015. Una relectura del siglo, Centreo de Arte Conde Duque, Madrid.

2014 Desde dentro, MUA ,Museo de la Universidad de Alicante.

Bunker,AM Gallery, Almería.

EAC 2014: XIV Concurso internacional encuentros de arte contemporáneo, MUA,Museo de la universidad de Alicante.

La irrupción de lo inesperado. Serendipia Espacio de Arte, Madrid.

Open Studio 2014, estudio Tito Pérez Mora, Madrid.

2013 Feminis Arte II, Centro centro, Madrid..

Open Studio, estudio Marina Núñez, Madrid.

20 años de la la sala Juana Francés, Sala Juana Francés, Zaragoza.

Atraves del espejo,Espai Cultural Uninm de Sabadell , Sabadell/MUA.

2012 LaGran, Twin Gallery, Madrid.

Vídeo-maratón, Festival Miradas de Mujeres, La Casa Encendida, Madrid.

2011 A través del espejo. Lectura de la obesidad: medicina, arte y sociedad, Palau Cerveró, Valencia.

Del papel a la realidad, Museo ABC, Madrid.

Del sol experiences, Galería del Sol St., Santander.

Falsas Apariencias, Centro Torrente Ballester, Ferrol, A Coruña.

2010 Todo cuanto amé formaba parte de ti, Instituto Cervantes, Madrid.

Mundo aparte, nuevo clip español, instituto Cervantes, Madrid.

2009 CORPÓREA, MUA (Museo de la Universidad de Alicante).

Mundo Aparte, Instituto Cervantes, Madrid.

2007 Nit Thread, Koroska Gallery of Fine Arts, Slovenj Gradec (Eslovenia).

Oasis, Colección Unicaja de Arte Contemporáneo. CAC de Málaga.

2006 VAC, Colección Valenciana de Arte Contemporáneo, IVAM (Instituto Valenciano de Arte Contemporáneo), Valencia.

2005 Cuestiones de Arte político, Diputación de Huesca.

Diez artistas contra la violencia de género, sala Juana Francés, Zaragoza.

2003 Formes i LLocs, Moraira, Alicante.

2002 L’espai Trobat, Benissa, Alicante.

1999 Madrid-Berlin, Condiciones de visibilidad. Centro cultural Conde Duque, Madrid/ Künstlerhause Bethanien, Berlin.

Equipo de Cracks, Galería Siboney, Santander.

1998 IV Certamen Unicaja de artes plásticas. Palacio Episcopal, Málaga.

Ultimisimo. ICI, Buenos Aires, Argentina.

1997 Circuito de artes plásticas y fotografía. Exposición itinerante.

XIII Muestra de arte joven. Sala de exposiciones del Ministerio de Educación y Cultura, Madrid.

 

FERIAS  

2014 Arte Santander, Solo Project, stand Twin Gallery, Santander.

PINTA Art Fair, stand Twin Gallery, Londres.

2013 Cuarto Público, Stand LaGran, Santiago de Compostela.

Room Art Fair, stand LaGran, Madrid.

Estampa, stand LaGran, Madrid.

2012 Casa Arte, Stand LaGran, Madrid.

Estampa, Stand LaGran, Madrid.

2010 FEMACO, Stand Galería Espacio Mínimo, México.

ARCO 2010, Stand Galería Espacio Mínimo.

Stand La Conservera Centro de Arte Contemporáneo.

Stand Lo más Pop, Unicaja.

2009 ARCO´09, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

Mundo Aparte, Instituto Cervantes, Madrid.

2008 ARCO´08, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

2007 ARCO´07, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

Foro sur, stand Galería Espacio Mínimo, Cáceres.

CIGE Baijing, stand Galería Espacio Mínimo, Pekín (China).

2006 ARCO´06, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

CIGE Baijing, stand Galería Espacio Mínimo, Pekín (China).

Foro sur, stand Galería Espacio Mínimo, Cáceres.

2005 ARCO´05, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

Foro Sur, stand Galería Espacio Mínimo, Cáceres.

Volta 01, stand Galería Espacio Mínimo, Basel (Suiza).

2004 ARCO´04, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

Foro Sur, stand Galería Espacio Mínimo, Cáceres.

Frieze 2004, stand Galería Espacio Mínimo, Londres (UK).

2003 Art Chicago, stand Galería Espacio Mínimo, Chicago (USA).

Artisima, stan Galería Espacio Mínimo, Turín (Italia).

ARCO´03, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

2002 Art Miami 2002, stand Galería Espacio mínimo, Miami (USA).

ARCO´02, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

Foro Sur, stand Galería Espacio Mínimo, Cáceres.

2001 Art Miami 2001, Stand Galería Espacio Mínimo, Miami (USA).

ARCO´01, stand Galería Espacio Mínimo, Madrid.

Foro Sur, stand Galería Espacio Mínimo, Cáceres.

Art Chicago 2001, stand Galería Espacio Mínimo, Chicago (USA).

Hotel y Arte 2001, stand Galería Espacio Mínimo, Sevilla.

Artisima 2001, stand Galería Espacio Mínimo, Turín (Italia).

FFWD Miami 2001, stand Galería Espacio Mínimo, Miami (USA).

2000 ARCO´00, Galería Espacio Mínimo, Madrid.

MAASTRICHT ART FAIR 2000, Galería Espacio Mínimo, Maastricht (Holanda).

Art Chicago 2000, Galerías Espacio Mínimo, Chicago (USA).

San Francisco International Art Exposition 2000, Galería Espacio Mínimo, San Francisco (USA).

Hotel y Arte, Galería Espacio Mínimo, Sevilla.

1999 ARCO´99, stand Galería Marta Cervera, Madrid.

San Francisco International Art Exposition, Galería Espacio Mínimo, San Francisco (USA).

RIPARTE, stand galería Espacio Mínimo, Roma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Catálogo

Yo me lo guiso

Javier Ávila (texto del catálogo)

 

Tenemos la costumbre, bueno, algunos la tenemos, de guardar toda suerte de objetos y papeles, la mayoría de ellos inútiles, algo nos imposibilita a prescindir de esa carga. Cosas que nos llaman la atención por alguna razón, que nos despiertan curiosidad, que casi siempre terminan olvidadas en cualquier lugar, dentro de un libro. Imágenes que no volveremos a ver jamás, pero sabemos están ahí.
Abro un cuaderno de notas, esos contenedores de ideas mezcladas con citas ineludibles incumplidas, fechas a recordar que se nos pasaron, frases escuchadas en algún evento que nos resultan esclarecedoras y aumentan nuestra confusión. Abro un cuaderno negro y encuentro una pequeña pegatina, un pequeño trozo de papel ovalado, de borde rosa chicle, con una imagen como de dos muñecas. Un adhesivo que podría estar en la habitación de cualquier niña, pues no olvidemos el rosa es para las niñas, igual que las muñecas, que las cocinitas o los carritos de bebé.
El color rosa está significado de ternura, delicadeza, blandito como el algodón de azúcar. El rosa es un color de chica, reúne todas las características y virtudes inherentes a las féminas. Cariñosas, bondadosas, atentas, dulces, coquetas, laboriosas, llenas de amor.
Un chico, ya no vestido de rosa, simplemente con algo rosa es la peor pesadilla que un padre o una madre pueda soñar. El rosa es de chicas, nada más que decir.
Esa pegatina ovalada reproduce a unas muñecas, “Las golosas”, y reza unas palabras “Corazones de amantes. Recetas para ocasiones especiales”. No sé, es muy extraño, no alcanzo a recordar qué me llevaría a guardar semejante papel, o quizás sí. Algo perturba esa imagen tan correcta de lo que socialmente nos han intentado inculcar.
Algo se está cociendo.
La obra de Rosalía Banet mantiene un constante juego de significados, de sorpresas, de cosas que no corresponden al lugar, a la situación idílica en la que se empeñan nos instalemos, aunque un simple vistazo a la realidad que nos rodea nos haga ver y sentir que no es así. La mirada limpia de un niño, de una niña, ¿qué significa eso?
El rencor, lo perverso, el dolor, la enfermedad, la crueldad, la venganza, todo ello corresponde a un momento impropio de esa etapa, se supone, de inocente felicidad. No hay más que observar el empeño con el que se procura mantener al margen de las situaciones dramáticas a las personas de corta edad, como si fuesen incapaces de comprender, de sentir, como si su cabeza estuviese habitada por un mundo maravilloso y perfecto.
Esa estrategia de situar lo que podemos entender por perverso en un contexto que se supone no le corresponde, desde una mirada siempre mantenida a salvo de ello, es lo que hace la obra de Rosalía Banet profundamente inquietante, perturbadora.
Sara li y Ana K son “Las golosas”, dos siamesas que comparten sistema nervioso y gustos culinarios., dos hermanas que celebran sus cumpleaños con coronas de colores y agasajan a sus amigas duales con aquello que más quieren, sus propios amantes. Sara Li y Ana K trabajan en “Conservas Agridulces”, una fábrica peculiar donde todo se guarda en delicados botes que procuran los alimentos y el amor duren mucho tiempo.
“Conservas Agridulces” se inspira en una antigua factoría murciana y reproduce a escala las instalaciones de la misma, sus salas de manipulación de alimentos, espacios habitados por parejas de siamesas que realizan sus labores. Corazones, ojos y demás miembros provenientes de amantes dulcemente separados de sus cuerpos en la sala de despiece, conservados en un profundo acto de amor, el amor es para siempre, eso les enseñaron.
“Conservas Agridulces” conforma la pieza que Rosalía Banet ha donado a la Colección del MAS, motivo de la exposición que el Museo dedica a la presentación de la obra, muestra del profundo agradecimiento que la institución quiere mostrar a la artista ante este gesto de profunda generosidad.
Devórame otra vez
En una entrevista a Rosalía Banet, la artista era preguntada sobre un posible sentido feminista presente en su discurso. Este es implícito a la obra de cualquier artista, está en su ADN. Su forma de observar el mundo, la mirada con la que cuestiona la realidad es inseparable de un posicionamiento de género. En el caso que nos ocupa es básico en su construcción icónica. Si bien, ella misma lo indica en su respuesta, se identifica normalmente este tipo de discursos con obras de carácter más documental, su estrategia precisamente parte de una resituación formal, de una falsa apariencia inocente.
Las estructuras y roles culturales son instalados en el pensamiento colectivo desde la más tierna infancia, desde el juego, desde las narraciones, los cuentos, desde unos medios de comunicación que alimentan esas ideas de cuál es el papel que a cada uno y cada una nos corresponden. Rosalía Banet centra en este aspecto su punto de vista y da una vuelta de tuerca al mismo al realizar una lectura literal del mensaje.
Las niñas deben de ser cuidadoras del hogar, sus juegos están diseñados para inculcarles esta idea, ellas son enfermeras, madres abnegadas y entregadas amantes, deben de poner todo su empeño en una entrega de amor incondicional, conservar la paz de su reino, como princesas que son.
Sara Li y Ana K dicen: de acuerdo, conservemos, guardemos todo el amor que somos capaces de ofrecer, hagamos a los demás partícipes del mismo. Envasemos lo más querido por nosotras, pongámoslo al alcance de todos, vendamos nuestras entrañas envueltas en preciosas latas de coloridas etiquetas, en una suerte de amor eterno. Nos dijeron que el corazón era nuestro, que todo nos pertenecía. Nos dijeron mis ojos son vuestros, vuestro es todo mi ser, y así lo hicimos, así lo entendimos. Nos nombraron guardianes de su ser, nosotras lo hemos cumplido. Guisamos nuestros sentimientos a fuego lento, con mimo, bien condimentados. Invitemos a celebrarlo alrededor de una mesa, hagamos una fiesta de nuestra felicidad, ocultemos el sufrimiento y el dolor. Pongamos a macerar la sangre y los intestinos, preparemos hermosas y suculentas gelatinas rellenas con las vísceras de nuestros amantes, horneemos a fuego lento la carne, en su punto. Hagamos de este nuestro mundo un lugar feliz, aunque sea mentira.
Participamos de ese banquete, nos devoramos, deglutimos a los demás sin apenas saborearlos, con la sonrisa en los labios, esbozamos gestos de felicidad mientras nos alimentamos de aquello que más queremos, o eso al menos se supone. Disfrutamos de este ágape que Rosalía Banet pone ante nosotros.
Buen provecho.