Exposición

Constelaciones

Mª Antonia Sánchez Escalona

19.05.2022 - 15.09.2022

c/ Tantín, 25. Santander


[+pagetitle]]

Noticias

Proyecto Museológico y Museográfico

Documento de trabajo del MAS que desde mediados de los noventa del siglo XX se desarrolla y actualiza de acuerdo a los nuevos contextos.

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

El MAS restaura toda su colección de estampas de Goya

Las 97 estampas propiedad del MAS, pertenecientes a 4 series diferentes, han sido restauradas en los últimos meses.

Ver detalles


abril

17

Inauguración: 17/04/2015

Clausura: 31/05/2015

Ubicación: EspacioMeBAS (Planta 1)

Cuca Nelles. Los ojos de los muertos

Descripción

El MAS | Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria inaugura en el EspacioMeBAS el 17 de marzo, a las 19.30 horas, la exposición temporal, “Los ojos de los muertos”, de la creadora Cuca Nelles (Santander, 1974). La artista recala en el EspacioMeBAS con una serie de imágenes de escenas cotidianas que tienen que ver con lo que ocurre alrededor del individuo cada día.


El proyecto titulado “Los ojos de los muertos” posee una gran carga narrativa, teniendo una importante referencia fotográfica-familiar, con positivos extraídos de un álbum de fotos fusionados con animales u otros elementos que forman parte de la niñez como pueden ser todo tipo de juguetes o el caballito –en este caso cebra– de un tiovivo.

 

En la obra, en la que la artista conjuga el color con el blanco y  negro, se aprecia un contraste entre lo privado y lo expuestos a todos, estableciendo una conexión con referencias a los sueños y a un mundo más oculto. Imágenes que remiten a otros tiempos con un juego de miradas entre grafismos y trazos enérgicos.

 

En realidad, se trata de una instalación envolvente, protagonizada por pinturas de pequeño y gran formato, en la que comparten espacio obras que aluden a lo familiar, la memoria, la imaginación y la realidad. Una de las obras es en realidad un díptico compuesto por una pintura y una proyección videográfica de base y fundamento cásico y familiar, extraída de su videoteca personal, tomada en origen en super8 a finales de los años setenta que ha sido tratada cambiando de formatos (Betamax, VHS, DVD) hasta llegar a la versión que hoy se expone.

Organización

Dirección, organización, gestión y edición: MAS

Comisarios: Salvador Carretero e Isabel Portilla

Artista(s)

CUCA NELLES  (Santander, 1974)
Licenciatura en Bellas Artes por la Universidad de Castilla la Mancha. Cuenca.

 

EXPOSICIONES INDIVIDUALES
2013 "Nos Otros" Galería de Arte Juan Silió. Santander.
2010 “Rojo Oscuro 162” Observatorio de las artes. Arnuero.
2008  “A HURTADILLAS”  galería de arte juan silió. Santander
2007  COTAUNO. Galería de Arte Juan Silió.
ARTESANTANDER 2007. Palacio de Exposiciones de Santander.
2005  Galería de Arte Fernando Silió, Santander.
2003  “Srta. Pepis”, Pan de Moldem. Santander.
2002  “Kiki Asterisco”, Pan de Moldem. Santander.
EXPOSICIONES COLECTIVAS
2014  FESTIVAL MIRADAS DE MUJERES. LA EDAD DE LA INOCENCIA. Biblioteca Central de Cantabria, Santander
"DE PAR EN PAR" Casyc. Santander.
MEANING MAKING. La Vidriera, Camargo.
2013  MEANING MAKING. Instituto Cervantes de Nueva York. Bruselas. Varsovia.
FESTIVAL MIRADAS DE MUJERES. CREARE, Casyc, Santander.
MIRADAS DE MUJERES EN LA COLECCIÓN NORTE, Biblioteca Central de Cantabria, Santander.
2012  “A/” Femenino Plural. Palacete del Embarcadero de Santander.
2011  “Siempre nos quedará la pintura” Sala Casyc Up. Caja Cantabria. Santander.
“Menos es más”, La Caverna de la Luz.
 Desvelarte 2011. Santander.
ARTELISBOA 2011, Galería Juan Silió, Feria de Arte Contemporáneo de Lisboa.
2010  ARTESANTANDER´10 Galería de arte Juan Silió, Santander.
SIANOJA, Palacio de Albaicín , Noja. Cantabria.
2009  “Al servicio de las damas”, Castillo de Argüeso, La Hermandad de Campoo de Suso. Cantabria.
ZONA ACTUAL “Young Pups”, Sala Naos. Santander.
ARTESANTANDER´09, Galería de Arte Juan Silió, Santander.
ARTELISBOA´09, Galería de Arte Juan Silió, Feria de Arte Contemporáneo de Lisboa.     
2008 “Artistas en la Enseñanza”, Sala Náutica. Santander.
“Cine y Pintura”, Sala Groucho, Santander.
ARTESANTANDER´08, Galería de Arte Juan Silió, Santander.
ARTELISBOA´08, Galería de Arte Juan Silió, Feria de Arte Contemporáneo de Lisboa.    
2006 ARTELISBOA´07, Galería de Arte Juan Silió, Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Lisboa.
“My name is Esperanza”, Mercado de la Esperanza, Santander.
“Beauty and Sadness” . Galería Torreao nascente da Cordoaria Nacional. Lisboa.
Portugal. Industrie- und Handelskammer. Frankfurt am Main. Alemania.
Proyecto AIREARTE. Guarnizo. Cantabria.
2007 “Veinte miradas desde Cantabria a la violencia de género”. Los Corrales de Buelna, Cantabria.
ARTESANTANDER`06. Galería de Arte Fernando Silió, Santander.
V Concurso Artes Plásticas Gobierno de Cantabria, Casa de Cultura de Torrelavega.
“Donde la mujeres”. Torreones de Cartes. Cartes, Cantabria.
2005 “Veinte miradas desde Cantabria a la violencia de género”. Dirección General de la juventud y Dirección general de la Mujer. Cantabria.
1999 “Cinco + Uno”. Galería Trazos Tres, Santander.
Sala de Exposiciones de la Universidad de Alicante, Alicante-
Certamen de Artes Plásticas Fernando Zóbel. Sala de Exposiciones de Caja Castilla La Mancha, Cuenca.
1998 “Cuarto-98”. Sala de Exposiciones de BB.AA. de Cuenca.
Certamen de Artes Plásticas Fernando Zóbel. Sala de Exposiciones de Caja Castilla La Mancha.
1997 “Hombres Enamorados”. Sala de exposiciones de BB.AA. de Cuenca.
“Mujeres al rojo vivo”. Sala de exposiciones de BB.AA. de Cuenca.
“Cuarto-97”. Sala de exposiciones de BB.AA. de Cuenca.
1995 “Muestra de Arte Joven Pancho Cossío”. Sala de exposiciones de la Universidad de Cantabria.
COLECCIONES PÚBLICAS:
Colección Norte. Gobierno de Cantabria.
Colección Caja Cantabria.
Colección  Instituto General de la Mujer de Cantabria

Catálogo

Presencia y fuga
Marta Mantecón (texto del catálogo)


Un niño enfundado en un chubasquero amarillo observa embelesado algo que se encuentra fuera de escena, posiblemente un charco. Desde un riguroso picado, otra niña nos mira, mientras levanta los brazos y esboza un paso de baile. Enseguida encontramos un soldadito de juguete, un robot de cuerda, varias cabezas de muñecos, un disfraz de conejo. Bajo una sombrilla, una niña nos da la espalda, así que no podemos ver su rostro, oculto tras una gran pamela de rayas. Entre tanto, otro niño de melena postiza sujeta con una pinza, nos contempla atentamente. Reparamos en una cebra, una cucaracha gigante, dos escarabajos. Por último, más niños, casi siempre desprovistos de identidad genérica, completan un repertorio iconográfico vertebrado por imágenes de presencia rotunda, que afirman su corporeidad en el espacio, representados con una paleta cromática de distintas temperaturas.


Estas escenas cotidianas conviven con otras, no menos familiares, donde observamos de nuevo niños en diversas actitudes y algunos adultos inmersos en escenas lúdicas de temporalidad difusa que activan nuestra memoria e imaginación, esta vez en blanco y negro. Estas imágenes procedentes de álbumes fotográficos, mostradas bajo una pátina donde la pintura intensifica su carga líquida y se derrama parcialmente, nos remiten a otros tiempos, componiendo una narrativa encriptada que provoca un misterioso juego de miradas.

 

Cuca Nelles bucea en la expresión, en los infinitos matices de la pincelada, alternando áreas más o menos saturadas con grafismos y trazos más o menos gestuales, impetuosos o enérgicos. Sus característicos acordes neoexpresionistas se despliegan en una pintura que muestra distintos gradientes, texturas y densidades. El juego con las escalas y la introducción de perspectivas inusuales le ayudan a plasmar un mundo de objetos y acciones que, a menudo, pasan desapercibidos, pese a ser parte inequívoca de un imaginario compartido. Los fondos, sin parámetros claros, dan cuenta de un espacio indefinido, habitado por formas de encuadre fotográfico donde los fragmentos escamoteados se desplazan más allá de nuestro campo visual, cohabitando con una serie de fotografías re-convertidas en pintura. El punto de vista próximo minimiza la distancia espacial y, a la vez, produce cierto extrañamiento temporal.

 

La artista comparte algunos retazos de su experiencia vital, pero lo autobiográfico y lo personal se conjugan con otras referencias externas, generando una cosmogonía propia y ajena que fuerza la convivencia entre lo conocido y lo extraño, lo privado y lo público. Las imágenes rescatadas a la memoria, protagonizadas por seres cuyas vidas pertenecen a otras coordenadas espacio-temporales, incrementan la densidad poética y conceptual del conjunto. Somos capaces de reconocer los códigos formales de la fotografía, pero el referente se nos escapa de forma irremediable, reconvertido ahora en espectro o fantasmagoría. Cuca Nelles nos sitúa frente a historias suspendidas entre distintos tiempos que señalan la coexistencia entre pasado, presente y futuro, siempre en fuga. La tensión dialéctica entre la imagen imaginada y la imagen supuestamente real extraída del álbum, nos obliga a movernos entre presencias y ausencias.

 

De pronto, brotan las conexiones. Siempre buscamos en las imágenes aquello que queremos ver. Ansiamos re-conocernos. La seducción opera buscando la afinidad dual con el otro. Clément Rosset afirma que la fotografía emparenta con el reflejo y la pintura con la sombra, pero ambos dobles de proximidad, garantes de lo real, son en el fondo ilusiones, de modo que eso que llamamos realidad quizá no sea más que la suma de las apariencias, las imágenes y los fantasmas que falazmente sugieren su existencia. Las imágenes constituyen entonces intervalos visibles donde se manifiesta cierta memoria involuntaria, un saber no consciente, una supervivencia que muestra su intermitencia, a medio camino entre lo imaginario y lo real.

 

Cuca Nelles vincula las fotografías –documentos por excelencia de la memoria– con imágenes de la infancia, periodo en el que se forja la identidad, estadio donde apenas existen los recuerdos y todo es experiencia, antes de que las categorías del mundo simbólico lleguen a filtrar nuestra percepción sobre todo lo que nos rodea. Nos muestra niños grandes que descubren mundos pequeños y que, tal como señaló Walter Benjamin, reconocen el rostro que el mundo les revela precisamente, y solo a ellos, en los productos residuales.

 

La ironía dosificada con inteligencia da lugar a un diálogo sin fronteras en el que nuestro sentimiento de nostalgia se transforma, con sabor agridulce, en un juego perturbador con la memoria donde el pasado que relampaguea, ese unheimlich extrañamente familiar, muestra todo su poder evocador. La artista desmonta la temporalidad única, la visión unilineal del tiempo, certificando su inevitable discontinuidad, la ausencia de distancias, su inmaterialidad. En el presente conviven varios tiempos que experimentamos siempre a un ritmo desigual y se multiplican en el momento en que se produce el choque con aquello que vemos en lo que nos mira.

 

Las narrativas fragmentadas de Cuca Nelles nos interrogan, invitándonos a buscar sus conexiones secretas, sus correspondencias y analogías, apelando a la mirada latente del niño en el adulto capaz de sortear temporalidades dispersas y de jugar con los dos sucedáneos de la percepción: la memoria y la imaginación, a sabiendas de que el acto de ver nunca se detiene en lo visible.

 

Sostiene John Berger que en ocasiones cierra los ojos y ve caras. No son rostros familiares, pero están vivos. Le miran como si le reconocieran. Con su expresión afirman la realidad de su existencia. Sin embargo, es consciente de que cuando abra los ojos desaparecerán, porque pertenecen al pasado. Los muertos, concluye el autor, son la imaginación de los vivos y es justamente nuestra visión del tiempo “la que está siendo despiadadamente interrogada por la muerte”.

 

Los ojos de los muertos
inscritos en la palma de nuestras manos
compañeros de camino en esta tierra
que cobija al tordo

John Berger: Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos.
Blume, Madrid, 1986. p. 16.