Exposición

FANTASMAS

Pilar Otí

02.09.2021 - 30.09.2021

c/ Antonio López, 66


Exposición

Silencio y Mirada 2

01.09.2021 - 08.10.2021

c/ Tantín, 25. Santander


Exposición

Luis Quintanilla (1893-1978)

14.06.2021 - 08.10.2021

c/ Tantín, 25. Santander


Exposición

FANTASMAS

Pilar Otí

02.09.2021 - 30.09.2021

c/ Antonio López, 66


[+pagetitle]]

Noticias

El MAS restaura toda su colección de estampas de Goya

Las 97 estampas propiedad del MAS, pertenecientes a 4 series diferentes, han sido restauradas en los últimos meses.

Ver detalles


Museo de Bellas Artes de Santander (1991-2002)


Museo de Bellas Artes de Santander

Comisario y textos: Salvador Carretero Rebés

Adjuntos al comisario: Carmen Bañuelos, Mariana García de Alvear, Carmen García García, Cristina González Santos y Belén Poole.

 

En 1991 se comenzó un laborioso trabajo en pos de tener un inventario completo y riguroso de la colección. Tuvo su culminación el 28 de septiembre de 1993 con la inauguración de una nueva colección permanente, expuesta al público en las plantas 1, 2 y 3, reservándose la planta 0 para exposiciones temporales, nueva exhibición de la colección permanente de forma rigurosamente académica, horizontal, cronológica y lineal, de atrás adelante o viceversa. Fruto y edición de ese trabajo fue la Guía del Museo de Bellas Artes de Santander cuya presentación corrió a cargo del Dr. Miguel Ángel Aramburu-Zabala, profesor de la Universidad de Cantabria, en el mismo día de la inauguración de la nueva colección.

 

Esta labor coincidió con el inicio de la rehabilitación del Palacio de la Magdalena de Santander, donde el MBAS tenía depositadas un centenar de obras. Se rescataron y restauraron algunas para formar parte de la nueva exposición de la colección permanente. Para la visita de la colección, se recomendaba acceder sin detenerse a la última planta y a la última sala. Así, de atrás hacia adelante, descendiendo, se podía visitar la colección de forma cronológica y ordenada. Destaca la oportunidad de la nueva atribución y estudio de diversas pinturas. En todo esto, fue fundamental recuperar el acceso principal del MBAS a través de su fachada principal desde el jardín; este pórtico de noble acceso estaba abandonado y cerrado (al museo se entraba por la calle Rubio número 6, directamente a su sala de exposiciones de la planta 0, con lo que el acceso al museo, a su colección, era una entelequia, además de incómodo...; más alla de la planta 0, parecía que el museo y su colección no existían, ni siquiera se invitaba a ello de forma espontánea...). Entre 1992 y 1993 se procedió a la recuperación, conservación, rehabilitación, acondicionamiento y acristalamiento de este pórtico, rescatando así la entrada principal del museo y al museo, y accediendo a su colección... En 1993 y de forma casi simultánea, se acondicionó y reformó la planta 1 del museo (pavimentación, climatización, iluminación, neutralización espacial, señalización...).

Planta 3. Pintura de los siglos XVI al XX.

Yendo al fondo, en el primer ámbito, se exhibían obras de la escuela flamenca de los siglos XVI y XVII (La Virgen con el Niño de la cereza y una selección de cobres flamencos). Acompañando a éste ámbito, se reservó otro dedicado a la pintura flamenca e italiana de los siglos XVII y XVIII, destacando una incorporación nueva consecuencia de una larga restauración: la atribución de un gran lienzo titulado la Adoración de los pastores a un joven Luca Giordano.

 

El siguiente ámbito estaba presidido -y lo sigue estando- por el afamado retrato de Fernando VII debido a Francisco de Goya. El resto del ámbito se completaba con obra de las diferentes escuelas españolas de los siglos XVII-XVIII. Interesante era observar el lienzo de Goya junto con el retrato de Carlos IV de Bernardo Martínez del Barranco (atr.) clave en la lectura e interpretación del Fernando VII (véase Trasdós n. 10). Destacaba también en esta sala el San Miguel Arcángel atribuído a Francisco Pacheco.

 

El resto de la planta estaba distribuído según un itinerario un tanto laberíntico dedicado a pintura española de los siglos XIX y XX (Rincón, Rosales, Brochetón, Trueba, Sorolla, Benedito, Sotomayor, Moisés...), algunas de las cuales volvieron con el tiempo al Palacio de la Magdalena; pintura de Cantabria de los siglos XIX y XX (Egusquiza, Jaureguizar, Párraga, San Román, Espinosa...); pintura costumbrista española del siglo XX (Mañá, Pîñole, Chicharro, García Carrió, Valle...); pintura cántabra del siglo XX entre la realidad y el símbolo (Bernardo, Iborra, Abín, Alvear...); para llegar a la escalera y su rellano con una selección de grabados de Goya y de Egusquiza. 

Planta 2. Pintura entre 1860 y 1930: Tradición y Vanguardia.

Esta difícil planta por su estructura y bajos techos, se reservó primeramente (sala 13) para los realistas y otros cabos sueltos: Gomar, Cuervas, Sáinz y Saiz, Pacheco, Campuzano, Pérez de Camino, Salces, Criach y Durán, Polanco, Plá y otros. El fondo de la planta (sala 14) se reservó monográficamente para Agustín de Riancho. Vueltos a la escalera, en la sala-rellano se exhibían tres lienzos de Iturrino y una pequeña sala (sala 17) se dedicó a Blanchard. La escalera en su descenso se acompañaba de grabados y dibujos de Riancho y Campuzano.

Planta 1. Pintura del siglo XX y Actual.

La visita de los heterogéneos fondos con un trabajo de ordenación coherente, se complementaba en esta planta con obras de artistas locales y regionales: Solana, Lagar, Quintanilla, Acha Pellón, Pisano, Ceballos, Modinos, Quirós, De la Foz, De Pablo, Sobrado, Torner, Calderón, Fernando y Martín Sáez y Raba. Al fondo (sala 21) se reservó el ámbito de forma individual para Cossío. En lo que hoy es el Taller Permanente de Conservación y Restauración y el Departamento de Conservación -lo que era la sala 22-, se expusieron pinturas de Uslé, Vázquez, Vaquero, Mazarío, Trullenque, etc. La escalera la completaba obra gráfica de Quintanilla y Solana.

Planta 0. Exposiciones Temporales.

Esta planta se reservó para proyectos expositivos (véanse). Para ello, en 1991 se reformó y rehabilitó (pavimentación, iluminación, neutralización espacial y climatización), incluso eliminando varios antiguos radiadores de las paredes. Desde 1990 se comenzó con una cambio de criterios expositivos.