[+pagetitle]]

Noticias

Fernanado Zamanillo, socio de honor de "amigosMAS"

La Asociación amigosMAS ha decidido nombrar como primer Socio de Honor a Fernando Zamanillo. Será el próximo viernes 25 de noviembre…

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

Proyecto Museológico y Museográfico

Documento de trabajo del MAS que desde mediados de los noventa del siglo XX se desarrolla y actualiza de acuerdo a los nuevos contextos.

Ver detalles


[+pagetitle]]

Noticias

El MAS restaura toda su colección de estampas de Goya

Las 97 estampas propiedad del MAS, pertenecientes a 4 series diferentes, han sido restauradas en los últimos meses.

Ver detalles


Volver Ver todas las actividades

Lorenzo Oliván

LORENZO OLIVÁN

(Castro Urdiales, 1968)

 

Se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo, y actualmente ejerce como profesor de Literatura en un centro de enseñanza secundaria de nuestra región. Oliván s autor de los libros Único norte, Visiones y revisiones (Premio Luis Cernuda), Puntos de fuga (Premio Fundación Loewe), Libro de los elementos (Premio Generación del 27), La noche a tientas e Hilo de nadie. En el género sin género del fragmento poético, que persigue la intensidad de la poesía, ha publicado Cuatro trazos, La eterna novedad del mundo y El mundo hecho pedazos. Ha traducido a John Keats, Belleza y verdad, Epístolas y otros poemas, y a Emily Dickinson, La soledad sonora. Codirigió la revista de literatura y arte Ultramar, ha ejercido la crítica literaria en el suplemento cultural del ABC y ha sido incluido en numerosas antologías de poesía española, entre ellas las últimas de Luis Antonio de Villena o de Ángel L. Prieto de Paula.

 

Oliván es defensor de una poética en la que se asocian, de forma casi ineludible, tradición y vanguardia, el escritor cántabro sintetiza, a la vez, en su obra pasado y futuro, con el firme convencimiento de quien sabe que todas las cosas del mundo -como el propio universo que las encierra- son siempre la misma cosa. La radical novedad de Lorenzo Oliván estriba en que sabe prescindir de la sensiblería nostálgica y del futurismo visionario que, en otros autores de menor aliento, arruinan obras de parecido propósito. En la poesía de Oliván es esencial la búsqueda de lo huidizo y las iluminaciones en la sombra. He aquí una arriesgada propuesta de viaje: entretejer pensamiento y visión, la mirada que abre su objetivo y reflexiona de forma irónica y crítica sobre el mundo, y la que lo cierra al máximo, hacia el centro mismo de lo lírico, en pos de ahondar tan sólo en lo esencial. Un viaje que sigue un hilo roto, un encadenamiento de fragmentos, a menudo en tenso roce entre sí, donde lo primero que se quiebra es la propia identidad, pues toda aventura de conocimiento, como parecía querer decirnos Ulises, nos acaba conduciendo a esa extraña voz de voces a la que bien podemos llamar Nadie.

 

Licenciado en Ciencias Físicas, Santiago A. Sagredo (Burgos, 1957) reside en Santander desde 1988, año a partir del cual desarrolla su andadura fotográfica. Desde entonces, ha realizado numerosas exposiciones, entre las que cabe destacar las muestras individuales Paredes de papel, Burgos-Roma, Senegaleses, Fotografías 1993-1998, Metamorfosis, La Habana rota, E-Videncias, Encuentros o Color latiente. Ha expuesto, en paralelo, en numerosas citas colectivas: ARCO, Museo de Bellas Artes de Santander, Palacete del Embarcadero, Siboney, Palacio Pimentel de Valladolid, Centro Cultural de la Villa de Madrid, entre otras. Es autor de libros de fotografía como Santander en la línea del mar (1998) o Burgos, el tiempo acumulado (2002).

Su labor está jalonada por numerosos premios nacionales e internacionales y su obra se encuentra en diversas colecciones privadas y públicas: Gobierno de Cantabria, Diputación de Burgos, Caja Cantabria, Ayuntamiento de Santander, Cruz Roja Internacional, Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Centro Cultural de la Villa de Madrid, Fundación Comillas, entre otros.