[+pagetitle]]

Noticias

Cerrado por reformas

El museo estará cerrado al público hasta 2021.

Ver detalles


Volver Ver todas las actividades

José Ramón Sánchez

José Ramón Sánchez

(Santander, 1936)

 

En Santander vivirá hasta los 12 años. En 1955 hace su primera exposición de caricaturas en el Museo de Bellas Artes de Santander. Dos años después se traslada a Madrid y entra a trabajar en los “Estudios Moro”. En 1961 comienza su actividad como cartelista publicitario y obtiene los primeros premios correspondientes a la Feria Internacional del Campo (1962), Festival Internacional de Cine de San Sebastián y Día Nacional de Caridad. En 1968 obtiene, en la I Bienal del Deporte en las Bellas Artes, la medalla de plata y el primer premio en la modalidad de trofeos deportivos. Hacia 1970 comienza su actividad como ilustrador de libros infantiles y didácticos.

 

Realiza para el Partido Socialista Obrero Español los carteles y las ilustraciones del programa en las campañas electorales de 1977 y 1979. Obtiene el Premio Lazarillo en 1978 al mejor ilustrador español por la colección “El aprendiz de brujo”, y es nominado por la misma obra para el Premio Internacional “Hans Christian Andersen”. Ilustra La Constitución del 78, destinada a los alumnos de E.G.B., por encargo del Ministerio de Educación. De 1980 a 1982 es su obra La gran aventura del cine, compuesta por 104 cuadros pertenecientes a otras tantas películas y 20 retratos de actores y actrices. Esta obra la expuso en 1982-83 en el Museo Español de Arte Contemporáneo, y en julio y agosto de 1983 en el Museo de Bellas Artes de Santander.

 

Su pasión por el cine volvió a quedar reflejada en la exposición “50 años de cine español” (1985), a la que siguió, en 1989, “Nijinsky y los grandes ballets rusos”. Tras un cierto alejamiento, 1993 marcó su regreso a la ilustración con el Retablo infantil, sobre la obra de Manuel Llano, y El Quijote. En esta última obra da vida, en 80 óleos y casi un millar de dibujos a lápiz, a los personajes de Cervantes e inicia su acercamiento a la técnica del óleo y, a la par, a la pintura. Desde ese momento se suceden los trabajos de envergadura, con publicaciones lujosas y de gran formato en las que alterna el óleo con el dibujo a lápiz de detalles.

 

Fruto de esta labor son los libros Monstruos, duendes y seres fantásticos de la mitología cántabra (1994), La vuelta al cine en sesión continua y La Biblia contada a todas las gentes (1997).

En 2000 puso en marcha su exposición “Amores del cine”, una nueva mirada al séptimo arte, a la que siguió, en 2002, un gran proyecto, Moby Dick, para el que creó, junto con Ángeles de la Gala y Paloma Crespo, la Editorial Valnera.

 

Sus próximos objetivos, en los que pretende seguir la línea de Gustavo Doré, maestro de la ilustración del XIX, pasan por poner imágenes a La Divina Comedia, tras haber hecho lo propio con Sotileza de José María Pereda. José Ramón Sánchez es ya reconocido en todo el país como maestro de ilustradores.

 

José Ramón Sánchez aborda la obra de Eduardo Sanz 1-96, una obra de temática marina en la que se captan todos los matices del océano. Sanz intenta en esta obra hacer de la pintura una fotografía mediante una técnica cuidadísima basada en un colorido muy básico, lo que le permite captar los infinitos matices de la inmensidad marina.